Páginas

22 de marzo de 2012

La piscina falsa del Museo de Kanazawa.


¿Os imagináis caminar bajo el agua sin mojarse? Es más fácil de lo que parece, basta con poner un cristal encima de la superficie de la piscina  y verter agua encima. Así se crea la ilusión de “piscina llena”. Esta obra es una instalación permanente en el museo de arte contemporáneo de Kanazawa, creada por Leandro Erlich y hecha por el estudio de arquitectura Sanaa.



 

La verdad es que me encantaría tener una habitación que me hiciese sentir como si estuviera bajo el agua.

1 comentario: