Páginas

2 de enero de 2011

Nueva ley antitabaco

Hoy ha entrado en vigor la nueva ley antitabaco. Para los fumadores va a ser complicado, para muchos (en los que me incluyo) un alivio.

El tabaco no sólo es nocivo, adictivo y perjudicial para la salud, también es molesto para la gente que rodea a un fumador. Llegar a casa apestando a tabaco tras una noche de fiesta o ver un delicioso plato de comida estropeado por el cigarro que fuman en la mesa de al lado, son situaciones que pueden estar muy cerca de evitarse en los próximos meses.
Con esta nueva ley estará totalmente prohibido fumar en cualquier lugar cerrado abierto al público, es decir, bares, discotecas, restaurantes, colegios, universidades, y sobre todo hospitales. Habrá alguna que otra excepción pero se puede hablar de prohibición total, lo que iguala la legislación española a las más avanzadas en esta materia como pueden ser la estadounidense, la alemana o la británica.
A partir de hoy también estará prohibido fumar en los aeropuertos. Antes había zonas habilitadas para los fumadores pero con la nueva normativa se pueden ir olvidando de hacerlo y hacerse a la idea que desde el momento que accedan a una terminal no podrán fumar hasta que llegue a su destino.

La ley permitirá fumar en los hoteles (aunque un 70% de las habitaciones deben reservarse libres de humo), en las prisiones, en los centros psiquiátricos y en los denominados “clubes de fumadores”.

Los “clubs de fumadores” pueden ser una nueva excusa para los hosteleros, de esta manera se determinará hasta qué punto la nueva ley es en realidad una restricción real para los fumadores o una nueva pantomima.

Desde la UE se insiste en el programa Help, destinado a los jóvenes y a través de diferentes campañas, sobre todo en televisión e Internet, se busca evitar el comienzo en el vicio del tabaco.
También se ha preparado un cambio para los mensajes de advertencia en las cajetillas. En un futuro próximo frases como “Fumar mata” dejarán su espacio a fotos que muestran los peores efectos del consumo de tabaco.
Sea como sea, parece que la Unión Europea ha declarado la guerra al tabaco y que busca concienciar a la población de sus peligros, algo que en otras sociedades y países, como Indonesia, parece no preocupar lo más mínimo.