Páginas

13 de febrero de 2011

Para gustos los colores


Anoche puse un tweet que no ha gustado mucho: 




Es evidente y totalmente lógico que a todos no nos gusta lo mismo, de hecho si eso no fuera así, esto sería un caos. Lo que digo es que para MI gusto, deberíamos poner límites a la hora de decorar una casa (por ejemplo). Ayer estaba hojeando una revista y me encontré con varias imágenes en las que se podían ver interiores de casas tipo. Personalmente, me parece excesivo tener ese tipo de arte en casa pero oye, que cada uno es libre de hacer lo que quiera y decorar a su gusto, para eso está el arte.

A lo que voy es que yo no pondría esto:

 

Esculturas de hormigas gigantes de Rafael Gómez como elemento decorativo en mi salón 
(no estoy loca, lo he visto).

 
Fotografía de Nabuyoshi Araki

 
 Sacc de Tony Oursler


 
Un desnudo de Carla van der Puttelaar Personalmente su obra se merece mi respeto pero no pondría nunca un desnudo presidiendo mi baño.

 
Pon la mesa de Pablo Suárez o cualquier otra escultura como Lo que importa es la pinta y el culo que te lo cuide Dios. (para empezar ni me gustan las esculturas en sí ni los títulos de las mismas, me parecen demasiado... ¿explícitas?).

Eh! Pero yo no digo que esto no sea arte, ni mucho menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario