Páginas

11 de enero de 2011

Nada de Nada

¿Cuántas veces hemos oído eso de "no nos regalamos nada"? Hay que admitir que es de muy mala educación ir a un sitio y aparecer con las manos vacías. Así que esta es la solución perfecta; regalar nada.


Un envoltorio de 9 x 15,5 x 6,5 cm. con absolutamente nada en su interior. El minimalismo en estado puro.

Está garantizado que no contiene nada, y en el caso de que no fuera así te lo cambian por otro.








1 comentario: